La malla sombra fue diseñada especialmente para controlar la cantidad de luz en los cultivos, con el fin de que tuvieran un cuidado óptimo en su crecimiento.

Además, la malla sombra también protege a los cultivos de insectos, lluvia, viento, polvo, granizo, etc. De esta manera, se reduce el consumo de agua y baja la temperatura, todo a favor de una agricultura protegida que reduce los riesgos de la cosecha.

Pero la malla sombra no sólo ayuda al sector de la agricultura, también se le han encontrado otras aplicaciones:

  • Para estacionamientos
  • Patios
  • Jardines
  • Sirven como toldos o carpas en eventos
  • Como truck over para evitar caída de materiales o basura en el traslado
  • Para evitar contra escombros durante la construcción de edificios
  • Para canchas de tenis y gotcha
  • Para corrales y mucho más.

Artículo creado con información de Dmtecnologias.com.mx.